Si estas buscando una mejor manera de conectarse con clientes y prospectos, le aseguro que el correo directo es una buena opción si desea incrementar los ingresos de su negocio, porque aunque usted no lo crea sigue siendo la herramienta de marketing de comunicación mas rica en tecnología y poderosa, que usted pueda conocer.

Y si crees que estoy loco por sugerirte que uses un canal de comunicación que se desarrolló a principios del siglo XX, te equivocas.

Porque a pesar de que muchos especialistas en marketing hoy en día lo descartan por considerarlo una pintoresca reliquia de los días pasados, en realidad es más poderoso que nunca.

¿Sorprendido? bueno si lo esta no se preocupe, porque cuando comprenda los factores detrás de la efectividad del correo directo, no lo estará.

Hay dos razones por las cuales el correo directo es una buena elección en el mercado actual.

Primero, menos compañías lo están utilizando, por lo que los pocos que saben cómo emplearlo efectivamente tienen una oportunidad mucho mayor para ser notados.

Hace tres décadas, su buzón puede haber estado lleno de cartas en un día determinado, pero ¿Cuántas recibe ahora?

Encontrar una carta, especialmente una con un sello real es una novedad en estos días, por lo que, en lugar de simplemente tirarla a un lado, es más probable que las personas la lean.

El correo directo es una herramienta de mercadotecnia usada para enviar información publicitaria por correo postal o correo electrónico, a través de una carta publicitaria, que puede estar acompañada de folletos, volantes, postales, catálogos para tratar de construir o consolidar una marca, y que muchas veces es considerada como invasiva, sobre todo cuando no ha sido solicitada.

En conclusión, muchas veces es considerado como correo basura, y la verdad yo tampoco leo ese tipo de correo.

Sin embargo, el correo directo efectivo y el correo basura son dos animales completamente diferentes, y ahí es donde la razón número dos entra en escena.

La clave para el correo directo efectivo es asegurarse de poner el mensaje correcto en las manos correctas, y la combinación actual de tecnología poderosa y big data que existe hoy en día, hace que este medio de comunicación sea más fácil que nunca.

El correo basura es aquel que no deseas, porque no estas interesado en hacer negocios con el remitente, o peor aún, es un producto que nunca comprarías, razón por la que mayormente se le arroja a la papelera de reciclaje.

Si envía mensajes incorrectos a personas que no tienen necesidad o interés, está desperdiciando su dinero en correo basura.

Pero si está enviando mensajes y ofertas relevantes a un grupo de destinatarios muy específico que cumple con criterios específicos, está participando en un correo directo efectivo.

En pocas palabras va tener literalmente la oportunidad de hablar directamente con alguien que probablemente esté interesado en lo que tiene que decir u ofrecer.

Aún mejor, lo estás haciendo en un lugar donde están cómodos en un momento en que están cómodos. Muchas formas de comunicaciones de marketing son disruptivas. Por ejemplo, las llamadas telefónicas siempre llegan cuando estás haciendo otra cosa. Pero la mayoría de las personas tienen algún tipo de rutina cuando se trata de leer su correo.

Me he dirigido muchas veces a mi lista través de correo directo a lo largo de los años, pero te seré sincero que no han sido mis brillantes palabras la razón principal por la que alcance el éxito.

Los expertos en correo directo le dirán que la redacción y el diseño de una pieza o paquete de correo directo representa menos del 10 por ciento de su efectividad.

Y si te preguntas que han hecho ellos para saber sobre esto, te aseguro que han probado millones de piezas de correo a lo largo de los años, realizando ligeras modificaciones para determinar qué funciona mejor.

Esos expertos también dirán que su oferta representa aproximadamente el 20 por ciento del éxito de un esfuerzo de correo directo. Entonces, ¿cuál es el factor detrás del 70 por ciento restante? Es la calidad de la lista.

En otras palabras, puede desarrollar el paquete de correo directo más hermoso con la redacción más poética que promueva una oferta verdaderamente irresistible, y si lo envía a una lista horrible, fallará. La lista es el elemento más importante.

Una buena lista se centra completamente en un tipo de destinatario. Cuanto más claramente pueda definir su público objetivo y obtener una lista de esos objetivos, más efectivo será.

La lista también debe ser precisa, y es importante asegurarse de que su proveedor o quien esté produciendo la carta combine los campos correctos. De lo contrario, podría avergonzarse a sí mismo.

El otro elemento que es importante en el correo directo efectivo es asegurarse de que su mensaje sea personal. Incluso si está enviando su mensaje de marketing a 100,000 personas, está siendo leído por uno a la vez.

Lo importante es que cada destinatario sienta que está teniendo una conversación con alguien de su empresa, sin estar sujeto a publicidad. Una copia amigable y conversacional contribuirá en gran medida a lograrlo.

El correo directo puede ser una técnica antigua, pero eso no significa que sea obsoleto o ineficaz. Use las herramientas de hoy para refinarlo e impulsarlo, y ese viejo modo de espera puede ser la fuente de su nuevo éxito.


SI CREES QUE ESTE ARTICULO LE SERÁ DE UTILIDAD A OTROS EMPRENDEDORES COMPÁRTELO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest